Preocupaciones de belleza

¿Cómo iluminar la piel?

Si bien la rutina de tratamiento es esencial para una piel radiante, el maquillaje también potencia la luminosidad. La base de maquillaje mejora la uniformidad de la piel; el corrector elimina las marcas de cansancio y las sombras y el iluminador acentúa las zonas de luz. ¡Sigue nuestros consejos y adopta los productos adecuados para hacer resplandecer tu piel!

¡Sigue nuestros consejos y adopta los productos adecuados para hacer resplandecer tu tez!

Los gestos esenciales


Adoptar una rutina de tratamiento potenciadora de la luminosidad

La rutina de tratamiento influye mucho en la luminosidad de la piel. Una piel seca o deshidratada suele lucir más apagada. Recuerda hidratarla y nutrirla. Las pieles mixtas o con imperfecciones también tienden a carecer de luminosidad, debido a los brillos en la zona T y la falta de uniformidad causada por las imperfecciones y las marcas residuales. Y como las células muertas se acumulan en la superficie de la piel, dificultando el reflejo de la luz, es muy importante limpiarla bien todos los días (¡nunca te saltes la etapa del desmaquillaje!) y exfoliarla con regularidad.



Utilizar un primer

El primer es esencial para una piel radiante. Alisa la piel, unifica, ilumina, completa los beneficios y aumenta la duración de la base de maquillaje.


Elegir una base de maquillaje luminosa

¿La clave para un maquillaje luminoso? Una piel unificada y radiante. Elige una base de maquillaje que ofrezca beneficios hidratantes y protectores para potenciar la luminosidad de la piel.


Iluminar las zonas oscuras

Si el rostro presenta los rasgos hundidos o un aspecto cansado, es difícil conseguir una piel radiante. ¿El secreto de una piel luminosa? El antiojeras y el corrector que, al disimular las ojeras, las sombras y las imperfecciones, devolverán la uniformidad a la piel. A continuación, aplica un iluminador en los relieves del rostro para potenciar la luminosidad.

¿Qué maquillaje elegir para una piel radiante?

La rutina iluminadora exprés

La rutina iluminadora exprés

Los esenciales potenciadores de la luminosidad

Para conseguir una piel radiante, una vez terminada la rutina de tratamiento, aplica un primer sobre todo el rostro con las yemas de los dedos o una brocha. A continuación, utiliza un corrector para disimular las sombras, seguido de una base de maquillaje potenciadora de la luminosidad.


Estos son los activos seleccionados por Sisley para aumentar la luminosidad de la piel:

EXTRACTO DE RUSCO: tonifica.


EXTRACTO DE SEMILLAS DE TRIGO SARRACENO: preserva la luminosidad de la piel actuando como un escudo antipolución y protegiendo la piel de las agresiones exteriores.


EXTRACTO PEPTIDICO DE SOJA: tonifica estimulando la síntesis del colágeno.


Encuentra la lista completa de ingredientes en la ficha de cada producto

Descubre la selección

Un primer iluminador y un verdadero tratamiento que aumenta la luminosidad en la piel

9 tonos

Maquillaje fluido potenciador de luminosidad

4 tonos

Camufla ojeras y marcas de cansancio, alisa visualmente las pequeñas arrugas y reduce las bolsas

La rutina luminosidad juvenil

La rutina luminosidad juvenil

Los esenciales para la luminosidad y un aspecto saludable

Si ya hay signos de la edad, utiliza productos de maquillaje adaptados a tu tipo de piel, como una base de maquillaje antiedad hidratante y alisadora, que revelará la luminosidad de la piel. Para lograr un acabado uniforme, aplícala con un pincel plano, trabajando desde el interior hacia el exterior del rostro. A continuación, añade un toque de colorete en los pómulos para conseguir un aspecto saludable.



Estos son los activos seleccionados por Sisley para hacer resplandecer y alisar la piel:

EXTRACTO DE MIMOSA DE CONSTANTINOPLA: energía celular.


EXTRACTO DE SAUCE BLANCO: antioxidante*, anticolagenasa* y antielastasa*.


LIRIO BLANCO: suaviza.


Encuentra la lista completa de ingredientes en la ficha de cada producto

Descubre la selección

6 tonos

Base de maquillaje antiedad. Iluminadora - alisadora - redensificante

La brocha ideal para unificar y perfeccionar la tez.

La rutina iluminadora larga duración

Los esenciales para la luminosidad en pieles mixtas y grasas

La rutina iluminadora larga duración

¿El secreto de una piel radiante y sin brillos? Unos polvos sueltos irisados. Después de aplicar una base de maquillaje activadora de la luminosidad en todo el rostro, aplica un velo de polvos sueltos con una brocha grande. Este truco mejora la fijación de la base de maquillaje a la vez que matifica la zona T. Termina con un toque de iluminador en las zonas prominentes del rostro.


Estos son los activos seleccionados por Sisley para aportar luminosidad a la piel:

EXTRACTO DE AZAI: promueve la luminosidad de la piel.


EXTRACTO DE FLOR DE HIBISCO: tonifica, ilumina, preserva la hidratación de la piel.


EXTRACTO DE MANZANO DE ORO: afina visualmente la textura de la piel.


Encuentra la lista completa de ingredientes en la ficha de cada producto

Descubre la selección

9 tonos

Maquillaje fluido potenciador de luminosidad

4 tonos

Lápiz iluminador para potenciar la luminosidad de la tez

¿Tienes alguna pregunta?


¿Cómo lograr una piel luminosa y natural?

El secreto de una piel luminosa reside en la rutina de tratamiento, particularmente en la hidratación y la exfoliación. En cuanto al maquillaje, unifica la piel con una base o una crema con color y potencia la luminosidad de la piel con un iluminador aplicado en las zonas prominentes del rostro.

¿Cómo se utiliza un iluminador?

Se aplica después de la base de maquillaje y los polvos, como broche final. Extiéndelo con los dedos o un pincel sobre los relieves del rostro: la parte superior de los pómulos, el arco de las cejas, el puente de la nariz y el arco de Cupido.

¿Cómo se logra una piel luminosa cuando se tiene una piel mixta a grasa?

Unifica la piel con una base de maquillaje y luego matifica los brillos con polvos sueltos. A continuación, realza las partes prominentes del rostro aplicando un iluminador.

¿Cuáles son los productos esenciales para una piel luminosa?

Un primer iluminador, una base de maquillaje potenciadora de la luminosidad y un iluminador.

¿Cómo se puede aportar luminosidad a las pieles maduras?

La rutina de tratamiento es fundamental: hidrata y nutre tu piel con tratamientos ricos en activos antiedad que mejorarán la luminosidad y la uniformidad de la piel. Elige una base de maquillaje adaptada a tu tipo de piel y elimina las sombras aplicando un corrector luminoso.