Preocupaciones de belleza

Proteger la piel del sol

Si bien el sol da un buen aspecto, también puede dañar la piel. Una exposición excesiva a los rayos del sol acelera el envejecimiento cutáneo, favoreciendo la aparición de arrugas y manchas, y reduciendo la firmeza de la piel. Por ello, es importante adoptar buenos hábitos cuando nos exponemos a los rayos UV: protección solar adaptada al fototipo de la piel, ropa adecuada, hidratación...

Los rayos UV pueden causar daños en todos los tipos de piel. Apenas llega el buen tiempo, debes pensar en proteger tu piel con cremas solares adecuadas, utilizando una para la cara y otra para el cuerpo.

Los gestos esenciales

Adoptar una protección solar

Cada piel es más o menos sensible a los rayos del sol, según su fototipo. Pero incluso las pieles más oscuras deben protegerse: los rayos UV pueden causar daños en todos los tipos de piel. Apenas llega el buen tiempo, debes pensar en proteger tu piel con cremas solares adecuadas, una para la cara y otro para el cuerpo. Y si te expones durante varias horas, tienes que volver a aplicarte crema cada dos horas.


Evitar la exposición durante las horas de calor

En verano, los rayos del sol son más agresivos entre las 12 y las 16. Durante este horario, lo mejor es mantenerse fresco y dormir la siesta a la sombra de un árbol.


Usar un sombrero

Para evitar que el sol debilite tu piel, ponte un sombrero cada vez que pases varias horas seguidas al sol, incluso con protección solar: es la mejor manera de proteger eficazmente tu piel y preservar su belleza y juventud. Para el cuerpo, opta por ropa de manga larga y holgada, para dejar pasar el aire.


Cuidado con las nubes

En general, solemos pensar que bajo un cielo nublado la piel está a salvo. Pero esto no es cierto: se puede sufrir quemaduras de sol incluso en un día gris, porque los rayos UV atraviesan las nubes. Recuerda aplicar protección solar al aire libre, incluso cuando el sol se muestre algo tímido.

¿Qué productos usar para proteger la piel del sol?


Aplica una loción antiedad para estimular la piel y proporcionarle los primeros principios activos antiedad. Luego, pasa al sérum antiedad, un auténtico concentrado de principios activos. A continuación, protege tu rostro con una crema solar adaptada a tu fototipo y a la intensidad de la luz del sol.

La rutina de protección solar antiedad

Preservar la belleza y la juventud de la piel

Es esencial que cuides tu piel a diario y la protejas para preservar su belleza. Por la mañana, aplica una loción antiedad para estimular la piel y proporcionarle los primeros principios activos antiedad. Luego, pasa al sérum antiedad, un auténtico concentrado de principios activos. A continuación, protege tu rostro con una crema solar adaptada a tu fototipo y a la intensidad de la luz del sol.



Estos son los principios activos esenciales que ayudan a proteger y preservar la belleza de la piel. Puedes encontrarlos en la rutina de abajo: :

COMPLEJO FILTRANTE ESPECÍFICO UVA-UVB: absorbe los rayos UVA y UVB.


ADENOSINA: propiedades antiarrugas.


EXTRACTO PEPTÍDICO DE SOJA Y ADENOSINA: acción sobre el colágeno, mejora la calidad de la piel.


Encuentra la lista completa de ingredientes en la ficha de cada producto

Es esencial que cuides tu piel a diario y la protejas para preservar su belleza.

Descubre la selección

Loción facial antiedad preparatoria

Nuevo

Potente suero anti-envejecimiento anti-manchas de luminosidad

Alta protección solar, tratamiento antiedad

Alta protección solar, tratamiento antiedad

Bruma para el rostro refrescante e hidratante

Después de la exposición al sol, aplica un producto after sun o reparador a fin de mantener la hidratación y compensar cualquier daño causado por los rayos.

La rutina para prolongar el bronceado

Consigue un buen aspecto

Para lograr un bronceado duradero y uniforme, recuerda exfoliar tu piel regularmente durante las vacaciones, tanto del rostro como del cuerpo. Después de la exposición al sol, aplica un producto after sun o reparador a fin de mantener la hidratación y compensar cualquier daño causado por los rayos.


Estos son los principios activos esenciales que ayudan a prolongar el bronceado a la vez que hidratan la piel. Puedes encontrarlos en la rutina de abajo:

ACEITE DE COLZA: suaviza y reconforta.


MANTECA DE KARITÉ: nutre, calma, repara, suaviza y protege.


POLVO DE MÉDULA DE BAMBÚ: propiedades exfoliantes.


Encuentra la lista completa de ingredientes en la ficha de cada producto

Para lograr un bronceado duradero y uniforme, recuerda exfoliar tu piel regularmente durante las vacaciones.

Descubre la selección

Con Manteca de Karité

Tratamiento corporal reparador hidratante

Crema cuerpo para después del sol

Exfoliante suave rostro

Exfoliante para el cuerpo - Lavanda y Romero

¿Los dos imprescindibles para tener una piel bonita y una tez uniforme? Un sérum potenciador de la hidratación y una crema solar SPF50+ protectora de la juventud.

La rutina para una piel bonita

Haz que tu tez resplandezca

¿Los dos imprescindibles para tener una piel bonita y una tez uniforme? Un sérum potenciador de la hidratación y una crema solar SPF50+ protectora de la juventud.


Estos son los principios activos esenciales para embellecer la piel, que encontrarás en la rutina de abajo:

MALAQUITA: refuerza las defensas antirradicales de la piel.


MANTECA DE KARITÉ: repara, nutre, suaviza, calma.


ACEITE DE CAMELIA: posee propiedades reestructurantes, emolientes, hidratantes y nutritivas.


Encuentra la lista completa de ingredientes en la ficha de cada producto

¿Los dos imprescindibles para tener una piel bonita y una tez uniforme? Un sérum potenciador de la hidratación y una crema solar SPF50+ protectora de la juventud.

Descubre la selección

Sérum facial antiedad hidratante

Crema de rostro con protección UVA UVB SPF 50+

5 tonos

Protector de juventud*

Bruma para el rostro refrescante e hidratante

Nuevo

Tratamiento autobronceador hidratante para el rostro

¿Tienes alguna pregunta?


¿El sol es peligroso para el organismo?

El sol tiene un efecto positivo en el organismo: le permite sintetizar la vitamina D, que es esencial para el desarrollo de los huesos. También actúa sobre el estado de ánimo y previene la depresión estacional. Pero una exposición excesiva o una escasa protección contra el sol pueden tener consecuencias perjudiciales. Pueden acelerar la aparición de arrugas profundas y manchas de pigmentación, provocar una gran sequedad cutánea y reducir la elasticidad de la piel. Por ello, conviene utilizar productos de protección solar adecuados y llevar ropa y accesorios protectores. Evita la exposición al sol durante las horas de máxima luz solar, de 12 a 16 horas en verano.

¿Cuál es la diferencia entre los rayos UVA y los UVB?

Los rayos UVA atraviesan el agua y los cristales. Contribuyen al fotoenvejecimiento de la piel y dañan las membranas celulares, el ADN y las fibras de colágeno y elastina, alterando la firmeza de la piel.


Los rayos UVB son parcialmente absorbidos por el ozono: solo representan el 5 % de los rayos UV que llegan a la Tierra. Los rayos UVB atraviesan el agua pero no los cristales. Son responsables del bronceado, el mecanismo natural de la piel para protegerse del sol. Al igual que los rayos UVA, contribuyen al fotoenvejecimiento.

¿Qué es el SPF?

"El Factor de Protección Solar es la relación entre la dosis eritemática mínima en una piel protegida por un producto de protección solar y la dosis eritemática mínima en la misma piel sin protección".*

SPF es la abreviación de "Sun Protection Factor", que en español significa "factor de protección solar". La medición del SPF se basa en la respuesta eritematosa de la piel a los rayos UVB, es decir, el tiempo que tarda en producirse una quemadura solar en una piel protegida en comparación con una no protegida. Así, el cálculo del SPF indica teóricamente el tiempo que se puede estar al sol sin quemarse, en función de la protección que se haya aplicado. Cuanto más alto sea el SPF, más protegida estará la piel.


*Según la recomendación de la Comisión de las Comunidades Europeas del 22 de septiembre del 2006.

¿Debo volver a aplicarme el protector solar durante el día?

Sí, cada dos horas.

¿Los autobronceadores protegen del sol?

No. Los autobronceadores provocan una reacción de oxidación en las células superiores de la epidermis que da a la piel un color "dorado". No actúan sobre la melanina y, por consiguiente, sobre el bronceado natural de la piel (el bronceado es el mecanismo de defensa de la piel para protegerse del sol).