Suscríbete al boletín de noticias de Sisley Y aprovecha nuestras ofertas exclusivas

Al introducir su correo electrónico acepta recibir la newsletter Sisley
(more information on our privacy policy)

Volver
RUTINAS INDISPENSABLES

La piel del cuerpo es diferente a la del rostro.  En general, es más resistente y gruesa, y contiene un menor número de glándulas sebáceas.  Si bien se encuentra menos expuesta que la piel del rostro a las agresiones externas, la piel del cuerpo sufre los cambios bruscos de peso, la falta de ejercicio físico, la exposición solar, y la fricción y la compresión provocadas por la ropa. 

Si no se utilizan productos adaptados a cada tipo de piel, ésta puede volverse incómoda, áspera y deshidratada.  Asimismo, con la edad puede perder tono.  Resulta importante cuidarla con productos específicos para el cuerpo. 


Exfoliación habitual

Para conservar una piel suave y luminosa, resulta indispensable realizar exfoliaciones periódicas con un exfoliador específico para el cuerpo como, por ejemplo, Exfoliant Moussant Énergisant .  La exfoliación permite eliminar las células muertas, afinar el poro de la piel y estimular la microcirculación, lo que favorece la acción de los tratamientos aplicados posteriormente. 


Hidratación

Con el objetivo de conservar la elasticidad y la juventud de la piel del cuerpo, es importante utilizar, un tratamiento hidratante y nutritivo, como Confort Extrême Corps  tras el baño o la ducha. Posteriormente, puede sustituirse por un tratamiento antiedad adaptado como, por ejemplo, Sisleÿa Concentré Anti-Age Fermeté Corps. .


Reparación

Algunas personas tienen la piel naturalmente sensible: se trata de una piel fina y frágil que se enrojece con facilitad y se irrita con frecuencia.  Este estado de la piel también puede producirse en pieles normales, especialmente tras una exposición solar o un cambio climático.

Es entonces el momento de aportar a la piel, además de activos hidratantes y nutritivos, activos reparadores específicos que la calman y le proporcionan un confort inmediato, como Crème Fluide Réparatrice .  Este tratamiento de emergencia contiene manteca de Karité, conocida por sus propiedades calmantes y puede utilizarse también a diario, después del baño o la ducha, en pieles frágiles.  Para calmar y reparar la piel tras exposiciones solares resulta preferible utilizar Super Soin Après-Soleil , que prolonga un halo muy similar al bronceado natural gracias a su contenido en activos autobronceadores.